¿Cuántas noches te querré? ¿Cuántos lunes viviré? ¿Cuántos besos en silencio robaré? ¿Cuántos lunareshay en tu piel? ¿Cuántas miradas me hicieron falta para ver que sin tu amor el respirar se hace dolor? ¡Ay que cosa tan rara y complicada! Que en la movida esta del amor cuando lo tienes te sobra, y cuando te falta ya no sale el sol.

martes, 12 de febrero de 2013

Aeropuertos unos vienen otros se van...






-Hey ¿qué tal por la gran ciudad? ¿Me echaste de menos? Siempre estuve aquí, a mil millas de la gran manzana.

Ella está callada.

-¿No me hablas?
-No se que responderte, te dije que no me esperaras.
-Pero lo he echo, no puedo vivir sin ti.
-Si que puedes.
-Si, pero no quiero.

Ella calla incómoda. No pensó que coger aquel avión la iba a suponer encontrarse con él en aquel viejo aeropuerto, lejos de la gran ciudad.

-¿No quieres hablar conmigo?
-No lo se. Te dije que te olvidaría, que tú hicieras lo mismo.
-Sabes que no quiero olvidarte.
-Fuiste tú el que no quiso seguir.

Ahora calla él, no soporta que se comporte así.

-La ciudad no está echa para mi - dice él en un susurro - y lo sabías.
-Sabías que aquel era mi sueño - hace una pausa breve - y no lo quisiste aceptar, no quisiste aprobar mi sueño y acompañarme.

Ella gira la cara para que no la vea llorar, no soporta que la vean llorar y menos él.

-Y, ¿qué haces aquí?
-Solo quería ver a mi familia. Llevo mucho tiempo sin verlos.
-No pensabas lo mismo cuando me dejaste a mi.
-¿Quieres dejar de hablar de ello?
-Sabes que no puedo. Sabes que siempre he buscado respuestas y tú no me las diste aquella tarde.

Los dos recuerdan aquella tarde.

Una tarde hace más de un año...

-Me marcho -dice ella

Suspira, no esta segura de como se lo va a tomar.

-¿Cómo?
-Lo que oyes. Me marcho.
-¿A dónde? ¿Cuándo?
- A Nueva York, mañana por la tarde.
-¿Cuándo me lo pensabas decir?
-¿A caso no te lo estoy diciendo?
-Si, pero te marchas mañana por la tarde - dice él sin aún creerselo - ¿Crees que lo podré asimilar cuando te marchas en poco más de veinticuatro horas?
-Sabes que persigo mis sueños. Siempre lo he echo.
-¿Nunca has perseguido el amor?
-Quizás esta no sea mi batalla.
-¿Y si si que lo fuera?
-Ven conmigo entonces.
-Sabes que no puedo.

Ella calla, sabe que lo que le va a decir a continuación le va a doler.

-Se que no quieres perseguir tus sueños. ¿No serías más feliz en la gran ciudad, libre, que en este pueblo, atrapado?
-Sabes que no.
-No, no lo se.

Ella sale de aquella habitación, en la que vivió los mejores momentos con él, y ahora también su primera discusión de verdad. Aquella habitación vio sus primeras sonrisas, sus primeras miradas, sus primeros deseos, sus primeros besos...y hasta su primera vez. Aquella habitación significaba todo para ellos. Pero ella no estaba dispuesta a renunciar a sus sueños por él, eran más fuertes que el amor que los unió hace apenas cuatro meses.
Él sale corriendo detrás de ella.

-¿Me piensas dejar así? - grita
-Olvídame, no me voy a quedar, conocerás otras chicas y yo te olvidaré.
-Aunque te vayas y no vaya contigo no quiere decir que no te quiera, sabes que te voy a esperar tardes lo que tardes.

Ella continúa caminando y le dedica la última sonrisa que verá aquella relación.

-Sabes que aunque venga, nunca me voy a quedar.

Y se marcha.





----------------------------------------------------------------------------------------
Si os soy sincera, no se que es esto. He empezado a escribir y esto es lo que ha salido. No se si será minirelato o el principio de una historia. Eso también depende de si os gusta o no, que os parece y por favor, comentadme, me importa mucho vuestra opinión y si algo no os gusta decídmelo también para mejorar.
Muchas gracias por vuestra atención, por vuestro tiempo y por leerme.

Un beso enorme.

Laura a las diez menos veinte.

2 comentarios:

  1. Pues tu tocaya a las once menos veinticinco comenta:

    Me ha gustado, y me ha gustado mucho, sobre todo la mezcla de sentimientos y emociones que nos haces creer y sentir que ellos sienten.
    A mi sí me gustaría que hubiese una segunda parte o que de esto surgiese una historia porque creo que puedes dar mucho de ti, y que puedes escribir cosas muy bonitas con esta trama.
    También me ha gustado mucho la estructura del texto, como si nos hubieses introducido en un flashback.
    Jo, yo enserio quiero que esto siga, estaré encantada de leerte y darte mi opinión siempre que pueda, además, me encantaría poder saber cual es el sueño por el que ella renuncia a estar con él.
    Es un relato precioso e intenso, de verdad.
    Un beso y buenas noches (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura!

      Me alegra que te haya gustado y aunque solo sea a ti a la que la guste intentaré seguir escribiendo, aunque no te prometo nada, porque mi inspiración hace lo que quiere, y si lo sigo escribiendo tampoco te prometo que tarde poco en publicar.
      Muchísimas gracias por comentarme y darme tu opinión, de verdad, me hacen muy feliz los comentarios :)

      Un beso enorme :)

      Laura a las seis

      P.D. Me ha provocado uan sonrisa tu comienzo...jajaja :)

      Eliminar