¿Cuántas noches te querré? ¿Cuántos lunes viviré? ¿Cuántos besos en silencio robaré? ¿Cuántos lunareshay en tu piel? ¿Cuántas miradas me hicieron falta para ver que sin tu amor el respirar se hace dolor? ¡Ay que cosa tan rara y complicada! Que en la movida esta del amor cuando lo tienes te sobra, y cuando te falta ya no sale el sol.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Sábado, 8 de diciembre de 2012


8 de Diciembre de 2012, sábado

MONOPOLY

Hoy he estado jugando con mi hermano al Monopoly, ese juego de dinero y propiedades que consiste en ser el más fuerte, el más rico, el que tiene más propiedades con sus casas y sus hoteles. 
Cuando juego con mi hermano, casi siempre gano, por no decir siempre, pero es que hoy me ha echo darme cuenta de una cosa, de lo que es para mí una gran lección. 
Me ha hecho darme cuenta de qué cuanto más tenemos más queremos y qué al ver qué el otro tiene más nos rendimos enseguida.
En el juego tú ves que el contrario tiene montones de billetes y tú tan solo tienes unos pocos y, la mayoría de las personas se rinden, sin agotar esos sueños que le pueden hacer triunfar en la vida, ser feliz. 
Esto es aplicable a la vida real, a la del día a día; por ejemplo, tú ves qué la chica de allí es guapísima y tiene un cuerpazo qué lo flipas, la mayoría de las personas, incluyendome a mi misma, se deja caer, se deja 'arruinar' y no ser feliz, cuando aún te quedan sueños por vivir, peqeñas experiecias qué te van ha hacer crecer y madurar, pequeñas experiencias qué te van a dar oportunidad de ser feliz. 
Y es qué somos débiles, tenemos miedo a perder, a no beneficiarnos, a salir perjudicados, a qué nos destrocen nuestra reputación y nuestro orgullo, porque hoy en día eso es lo único qué le importa a los demás de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario